sábado, 6 de octubre de 2012


Enrique Udaondo

Realicemos un pequeño juego imaginario. Remontémonos al año 1961, o tal vez 1960. Antes de que nuestro honorable primer director, Enrique Udaondo, dejara este mundo para juntarse con los personajes que amo durante toda su vida. Para que podamos entender quién fue y qué hizo, contestaremos “por él” este puñado de preguntas. De este modo, ustedes podrán conocerlo y respetarlo, así como lo hacemos todos los habitantes de la ciudad de Luján.

Te lo presentamos 

Enrique Udaondo fue un historiador argentino que dedicó su vida a la investigación del pasado histórico y cultural. Su mayor objetivo era acercar al público a toda esa riqueza nacional que atesoraba en sus queridos museos.



¿Qué tareas realizaba antes de ser el honorario director del Museo de Luján?

Él obtuvo una amplia y rica carrea relacionada a la historia. Condujo la Exposición Retrospectiva de Arte Religioso llevada a cabo en Buenos Aires, en 1934. Fue, además, un ilustre académico de la Junta de Historia y Numismática Americana,  vocal de la Comisión Nacional de la Reconquista, precursor de la Institución Mitre, miembro de número y vicedirector de la Academia Nacional de la Historia desde 1938 y integrante honorario del Instituto Nacional Sanmartiniano.

¿Cómo obtuvo la dirección del Museo Colonial e Histórico?

Al ser, Enrique Udaondo, un asiduo visitador de la Basílica Nuestra Señora de Luján, conocía a la perfección el deterioro que estaba sufriendo la edificación del Cabildo y su posible demolición. Por lo tanto, se incorporó a la idea, que tenía Don Domingo Fernández Beschtetd, de pedir a las autoridades que se conservara y arreglara el edificio del cabildo para transformarlo en museo.

Al ser un personaje reconocido en la, entonces, esfera diplomática y social, Udaondo ayudó a que el proyecto, presentado por el  Comisionado Municipal, prosperara. Por su dedicación y antecedentes diplomáticos, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires de ese momento,  Don José Luis Cantilo, lo nombró, en 1923, Director Honorario del Museo Colonia  Histórico.

¿Cómo logró armar el acervo histórico que posee el museo?

Reconocido por su incansable empeño en coleccionar piezas históricas, buscaba por todo el país objetos que estuvieran relacionados con los acontecimientos y personajes que forjaron la organización del país.
Al crecer las construcciones edilicias, todo ese espacio debía enriquecerse con más piezas. Entonces, él solicitó la ayuda de amigos y conocidos que posean reliquias históricas para acrecentar la colección que tenía el museo.

Generosamente, Victoria Aguirre; Gustavo Barreto; Ana, Elisa y Elvira Udaondo; Delfina Mitre de Drago; Mercedes Guerrico de Bunge; Manuel Balcarce; Agustín P. Justo y el entonces gobernador provincial, José Luis Cantilo, respondieron de manera inmediata a su pedido.

Gracias a todas las personas que colaboraron, y lo siguen haciendo, hoy el museo posee entre 50.000 y 60.000 piezas y documentos.  

¿Por qué el museo lleva el nombre “Enrique Udaondo”?

Hay que destacar que Udaondo trabajó Ad honorem mientras estuvo a cargo de la dirección del museo.
A pocos meses de su fallecimiento, el 6 de junio de 1962, el Museo Colonial e Histórico de Luján paso a ser denominado Museo Histórico Colonial “Enrique Udaondo”.


Esta historia de vida, es un orgullo para todos aquellos que formamos parte de la Institución. Es por eso, queríamos contarles porque el Museo sigue vivo y con ganas de que vengan a visitarnos.

Monumento que representa la figura de Enrique Udaonen el corazón del museo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada